BENEFICIOS FICALES DEL CONCURSO MERCANTIL (QUIEBRA)

Si la empresa se encuentra rebasada en sus adeudos, es quizás la hora de declararse en concurso mercantil.

Esta figura ópera solo para comerciantes personas físicas o Morales y cuenta con dos etapas sucesivas:

A) La conciliación;  y

B) La quiebra.

En este procedimiento, los contribuyentes tendrán algunos beneficios fiscales entre ellos:

  1. No acumular el ingreso relacionado con los créditos incobrables;
  2. Poder disminuir las deudas perdonadas;
  3. Podrán condonar las autoridades parcialmente créditos fiscales anteriores a la fecha en que inicia el procedimiento;
  4. Podrán deducir los créditos incobrables por los acreedores cuando el deudor sea declarado en concurso Mercantil; y
  5. Se suspenderá el procedimiento administrativo de ejecución cuando se notifique la sentencia de concurso Mercantil;
  6. Si bien los créditos siguen causando actualización y recargos, e incluso, puede haber multas hasta la firma del convenio con acreedores, éstos ¡SE CANCELARÁN!

Si se alcanza el convenio, estos son algunos beneficios que se podrán obtener dependiendo de la etapa del procedimiento de concurso Mercantil y del cumplimiento de algunas formalidades que señalan tanto el Código Fiscal de la Federación, la Ley del Impuesto Sobre la Renta, como las reglas fiscales del año.

Es importante mencionar, que existe duda sobre si se puede aplicar la condonación de créditos fiscales, dado que, con la finalidad de erradicar el uso distorsionado de la condonación de impuestos el 6 de marzo de 2020, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el decreto por el que se declara reformado el primer párrafo del artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de condonación de impuestos, el cual entró en vigor el 9 de marzo de 2020, sin embargo a la fecha subsiste la Facultad de las autoridades fiscales en caso de concurso Mercantil según el artículo 146 B del Código Fiscal de la Federación.

Artículo 146-B del Código Fiscal de la Federación.- Tratándose de contribuyentes que se encuentren sujetos a un procedimiento de concurso mercantil, las autoridades fiscales podrán condonar parcialmente los créditos fiscales relativos a contribuciones que debieron pagarse con anterioridad a la fecha en que se inicie el procedimiento de concurso mercantil, siempre que el comerciante haya celebrado convenio con sus acreedores en los términos de la Ley respectiva y de acuerdo con lo siguiente:

I. Cuando el monto de los créditos fiscales represente menos del 60% del total de los créditos reconocidos en el procedimiento concursal, la condonación no excederá del beneficio mínimo de entre los otorgados por los acreedores que, no siendo partes relacionadas, representen en conjunto cuando menos el 50% del monto reconocido a los acreedores no fiscales.

II. Cuando el monto de los créditos fiscales represente más del 60% del total de los créditos reconocidos en el procedimiento concursal, la condonación, determinada en los términos del inciso anterior, no excederá del monto que corresponda a los accesorios de las contribuciones adeudadas.

La autorización de condonación deberá sujetarse a los requisitos y lineamientos que establezca el reglamento de este Código.